7 consejos para gestionar mejor el tiempo en tu trabajo

Aumenta tu rendimiento laboral con estos 7 consejos para gestionar mejor el tiempo en tu trabajo.

El éxito de una empresa se basa en el compendio de un gran número de factores, entre ellos ofrecer productos y servicios que satisfagan un anhelo o necesidad de los consumidores, la situación de la propia compañía, su organización e infraestructuras y, por supuesto, el desempeño de los trabajadores, esto es, el capital humano.

El factor humano es vital para cualquier empresa, ya que es la base sobre la que se asientan las actividades de la empresa. Sin embargo, para que el trabajo sea eficiente, también es necesario cumplir una serie de objetivos y requisitos, unos marcados por la propia empresa, otros por nuestros propios códigos de comportamiento. Y para ello, es fundamental la correcta gestión del tiempo.

En el siguiente artículo te ofrecemos 7 consejos para gestionar el tiempo en tu trabajo, el primer paso imprescindible para ser más eficientes y optimizar el rendimiento laboral.

Planificar


Planificar es la única manera de tener claras nuestras tareas y objetivos, y de crear unas bases sólidas para poder alcanzarlos. Es el primer paso que engloba el “qué”, el “cómo” y el “cuándo”. ¿Qué obligaciones tengo y cuáles son las más urgentes e importantes? ¿Cómo tengo que cumplir con ellas? ¿Cuándo voy a realizarlas?

Tareas principales y secundarias


A la hora de planificar, es muy importante saber jerarquizar las prioridades. Hay tareas que son principales, obligatorias, y otras que son accesorias, aquello que se suele decir “marcarse un tanto”. Por otro lado, hay tareas importantes y tareas urgentes. Las tareas importantes pueden ser vitales pero no correr mucha prisa. En cambio, las tareas urgentes se convierten en todavía más importantes por el hecho de ser urgentes.

No perder tiempo en tareas improductivas


Por ejemplo, tienes que diseñar un cartel para una empresa y te tiras toda una tarde buscando y analizando los mejores programas de diseño gráfico. O tienes que vender un teléfono móvil determinado y pierdes el tiempo explicándoles a los clientes las ventajas de otros teléfonos móviles.

Ayuda de la tecnología


En la actualidad existen numerosas herramientas que sirven para gestionar las tareas y el tiempo, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. La empresa se puede ayudar de herramientas All in one o CRM para organizar y optimizar el tiempo, estableciendo un canal de comunicación común y conocido por todos sus miembros. Cada persona, individualmente, también puede ayudarse de infinidad de aplicaciones, como agendas, herramientas de trabajo en línea o para compartir documentos, etc.

Ten en cuenta los imprevistos


Hay que organizar las tareas de tal manera que siempre dejemos una pequeña parte del tiempo destinada a los imprevistos. A veces, tenemos nuestra agenda perfectamente organizada y, de repente, nos surge otra obligación urgente. ¿Cómo cumplir con ella si no tenemos tiempo?

No quieras ser el ser superior


Se suele decir que el que mucho abarca, poco aprieta. Gestionar el tiempo es muy sencillo si nos proponemos unos objetivos reales. Ambiciosos, por qué no, pero reales. El problema viene cuando acaparamos demasiado trabajo o somos incapaces de delegar. En este caso el rendimiento disminuye porque perdemos mucho más tiempo intentando organizar demasiadas tareas y, además, es probable que afecte a nuestra agenda a corto/medio plazo. Y la efectividad al hacer cada tarea también se verá resentida.

Sé consciente del tiempo


Si hay algo que jamás regresa en esta vida, que no nos permite retroceder y que se va para nunca volver, es el tiempo. Durante miles de años los pensadores han reflexionado sobre la fatalidad del paso del tiempo, pero no vamos a ponernos filosóficos. Tan solo ten en cuenta que cada minuto malgastado, cada ratito desaprovechado, será una oportunidad perdida que no podremos recuperar.