7 consejos para mejorar tu técnica de estudio

7 consejos para mejorar tu técnica de estudio y superar con éxito tus exámenes.

Las manos te sudan, el corazón te late apresuradamente; el temor y los nervios hacen acto de aparición. Son sensaciones que van en aumento a medida que se aproxima un examen.

Un examen es esa prueba en la que demuestra que tienes los conocimientos necesarios para superar determinada materia. Los resultados del examen vienen determinados por factores como tu asistencia e interés en las clases y tus horas de estudio.

Estudiar no solo es sentarse delante de los libros y leer los apuntes. Para que las horas de estudio sean efectivas es necesario seguir una serie de hábitos y consejos que maximicen los resultados y rentabilicen nuestro esfuerzo.

Por ello, te ofrecemos 7 consejos que te ayudarán a mejorar tus técnicas de estudio. Comienza a aplicarlas y verás cómo superas tus resultados del último examen.

Organización y previsión

Organizar tu tiempo de estudio.
Uno de los errores más frecuentes a la hora de estudiar es dejarlo para el último momento. Para evitar que el tiempo se te eche encima, es recomendable que uses un calendario o una agenda en la que apuntes las fechas de tus exámenes. De esa manera tendrás una visión más amplia de tus obligaciones y podrás organizarte mejor. Asimismo, es básico crear un hábito de estudio, es decir, imponerse un horario y cumplirlo.

El ambiente de estudio

Tener un buen ambiente de estudio.
Hay quien afirma que es importante tener la capacidad para concentrarse y estudiar en cualquier momento, por raro que sea el lugar. Sin embargo, lo ideal es estudiar, siempre que sea posible, en el mismo lugar. Un sitio que nos sea agradable y familiar.

Además, el lugar de estudio debe estar bien iluminado, estar a salvo de ruidos y no ofrecer demasiadas distracciones.

Esquemas y mapas de conceptos

Hacer esquemas para estudiar.
Una de las mejores maneras para estructurar y comprender los principales conceptos de un tema. Los esquemas y mapas de conceptos ayudan a tener una visión más general de los apuntes y ahorran horas de estudio. El objetivo de estas técnicas de estudio es eliminar toda la información accesoria y relacionar entre sí todos los conceptos importantes.

No todo el mundo saber hacer bien un esquema o mapa de conceptos. Una buena opción es hacer primero un resumen, para quedarnos con los conceptos clave y eliminar toda la “paja”.

Casos prácticos

Analizar casos prácticos al estudiar.
La utilidad de los casos prácticos depende de la materia para la que estés estudiando pero, generalmente, son útiles en casi todas las áreas de estudio. Por ejemplo, para un examen de derecho está muy bien (y es necesario) pegarse largas horas de estudio, pero el análisis de casos prácticos también supone una gran ayuda ya que permite ver las leyes y normas de la teoría aplicadas al mundo real.

Subrayar el texto

Subrayar el texto para estudiar.
Subrayar el texto es algo que nos enseñaron a hacer de pequeños, pero que muchos con el tiempo vamos olvidando. Ayuda a destacar las partes importantes del texto y a romper la monotonía visual de la lectura. Además, al repasar estamos haciendo una primera lectura en la que ponemos toda nuestra atención en el texto, obteniendo una visión general y memorizando los primeros conceptos clave.

Repasar

Repasar los apuntes para estudiar.
Si te has organizado bien y has usado alguna de las técnicas anteriores, seguramente te dé tiempo a repasar. Es uno de los últimos pasos claves ante de enfrentarte al examen. El repaso es básico para asentar los conocimientos, resolver dudas de última hora y recordar esos pequeños datos que ya se nos habían escapado. Repasar nos hace acudir a un examen más optimistas y confiados.

Descanso

Descansar para luego estudiar de forma más eficiente.
Más que una técnica de estudio, sería una de “no estudio”. Y es que para estar a pleno rendimiento durante las horas de estudio es necesario descansar. Nuestro cuerpo y nuestra mente tienen un límite y llega un momento en que cada hora de estudio es menos efectiva que la anterior. Por eso es importante que duermas bien y te tomes descansos cada dos horas máximo.

Extra: Aprende técnicas de estudio

Para estudiar de forma más eficiente, aprovechar tu tiempo y sacar los mejores resultados en tu exámenes, infórmate sobre las distintas técnicas de estudio que existen y elige cuál es la más adecuada para ti. Te ofrecemos esta guía gratuita donde podrás descubrirlo:
edu-tecnicas-estudio-ebook_3dTécnicas de estudio: Cómo lograr el mejor resultado académico

Puedes descargarla clicando aquí.