7 consejos para poner en marcha un negocio

¿Estás pensando en montar tu propia empresa? Te ofrecemos 7 consejos para poner en marcha un negocio.

Cada vez más personas buscan poner en marcha un negocio propio. La situación económica actual y otros factores como las facilidades que ofrece el medio online, son algunas de las razones por las que cada vez más gente se decide por el emprendimiento o el autoempleo.

El perfil del emprendedor suele ser una persona de entre 21 y 45 años, mayoritariamente varón (en España casi un 80% de los emprendedores fueron hombres).

Poner en marcha un negocio es un momento de ilusiones, sueños y esperanza, pero también de dudas, temores y riesgo. La competencia es feroz y para que un negocio tenga éxito deben confluir una serie de factores.

Es cierto que algunos de estos factores escapan a tu control, pero la realidad es que un 90% del éxito de la empresa depende de tu actitud como emprendedor.

Para ayudarte en tu cometido te ofrecemos 7 consejos que debes tener en cuenta siempre al poner en marcha un negocio.

Planificación


La planificación es el paso más importante. En esta fase es donde nacen las ideas que dan lugar a la empresa, se delimitan el presupuesto y los plazos, se jerarquizan y estructuran las funciones y se definen los objetivos. La planificación debe abarcar todos los ámbitos de la empresa, de tal manera que cuando empiece a rodar sea una máquina engrasada con un rumbo claro.

Tu ámbito de actuación


Básicamente se trata de saber qué vas a vender, dónde lo vas a vender y cómo lo vas a vender. No es lo mismo montar una franquicia que abrir un negocio físico propio que una tienda online. ¿Buscas abarcar clientes de todo el mundo o lo vas a enfocar de una forma más local? ¿Será solo tienda física o también dispondrá de soporte online?

El público


Para vender hay que ofrecer al cliente aquello que desea o necesita. Conocer tu target es básico para influenciarle en sus hábitos de compra. ¿Vas a abrir una línea de ropa para bebés? Pues tu target deberían ser mujeres de alrededor de 30 años. ¿Un Marketplace de piezas de motocross? Tu target serán chicos de entre 16 y 35 años aproximadamente.

Para impactar a tu público debes ofrecer una imagen que le resulte atractiva, y dirigirte a ellos en la forma y el fondo adecuados.

El mercado


¿Cuál es la situación actual del sector? ¿Qué necesidades quedan por cubrir? ¿Cuáles son las tendencias del sector a corto y medio plazo? Conocer la situación del mercado nos evitará caer en sectores en plena recesión y ayuda a llevar nuestra empresa siempre en el camino correcto.

La competencia


Otro punto importante es el análisis de la competencia. Conocer a las empresas que, al fin y al cabo, serán tus rivales en el mercado, es básico para sacar partido de sus debilidades. Estudiar a la competencia también te puede dar una idea de cuáles serán sus próximos pasos y anticiparte a ellos.

Imagen de marca


Antes de poner en marcha tu negocio debes tener clara la imagen que quieres dar en él. La imagen de marca y tu empresa se retroalimentan, de tal manera que la imagen de marca debe ir marcada por los productos y servicios que ofreces, y viceversa. La imagen de marca es la manera en que la empresa se presenta y se comunica con su público. Lo abarca todo, desde los colores, los diseños web, el logotipo, el escaparate, los perfiles de redes sociales, la atención al cliente… todo es imagen de marca.

Producto


Además de realizar una buena planificación, un análisis del mercado y la competencia, y tener claro el target y la imagen de marca que queremos mostrar, falta otro factor fundamental para el éxito de la empresa: el producto, refiriéndonos con ello a cualquier producto o servicio.

Es tan importante ofrecer un producto novedoso como saber convertir en novedoso un producto común y mediocre. Sin embargo, solo con un buen producto y la estrategia de venta óptima conseguiremos la máxima de maximizar las ventas y satisfacer a los clientes.