7 consejos para ser más productivo en tu trabajo

Lee estos 7 consejos para ser más productivo en tu trabajo y descubre cómo mejorar tu rendimiento laboral.

Según la Real Academia Española, el termino productividad hace alusión a la “capacidad o grado de producción por unidad de trabajo, superficie de tierra cultivada, equipo industrial, etc“. Otra de sus acepciones puede ser la de “relación entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, etc“.

Por tanto, mientras que los robots no nos sustituyan por completo tal y como vaticina la ciencia ficción, el ser humano es básico para la productividad, pues es uno de los activos más importantes que posee una empresa.

Lógicamente, mejorar la productividad es uno de los objetivos de cualquier empresa, pues significa que se han reducido costes, simplificado procesos y reducido los tiempos de producción. Pero, para ello, una compañía debe rodearse de empleados que tengan una alta productividad laboral, y lo que es más importante, una productividad bien encauzada.

¿Te consideras un trabajador productivo? Lo eres si te ves reflejado en estos 7 consejos para ser más productivo en tu trabajo. Si no, toma nota.

Planificación


En cualquier trabajo que se precie tendrás una lista de tareas que debes completar. Para que ninguna de estas tareas quede en el olvido lo más práctico es tenerlas siempre apuntadas y consultarlas al principio, a mitad y al final del día. En esta planificación hay un aspecto básico que es el que tratamos en el siguiente punto.

Establecer prioridades


A la hora de hacer una lista de tareas es básico establecer unas prioridades, es decir, remarcar aquellas tareas que, por razones de importancia, urgencia o motivos similares, deben ser completadas con prioridad. Establecer prioridades también te ayuda a saber cuándo has terminado con las tareas principales y puedes aportar algo más con tareas secundarias o apoyando en sus tareas a otros compañeros.

Fuera distracciones


La concentración en lo que estás haciendo es básica en el trabajo, y una de las principales condiciones para alcanzarla, es rodearte de un ambiente de trabajo que evite distracciones. Por ejemplo, si eres trabajador autónomo y trabajas desde casa, será mucho mejor trabajar en un despacho propio que en el salón de casa con la televisión y la música puesta.

Directrices de la empresa


La productividad debe estar bien entendida, es decir, de nada sirve que seas una persona que aporta contantemente ideas y proyectos, si estos no tienen nada que ver con las directrices u objetivos de la empresa. Más que productividad, esto lo podríamos definir como hiperactividad poco productiva.

Ideas, ideas, ideas


Teniendo en cuenta el punto anterior, nunca dejes de buscar y transmitir ideas. Quizá muchas de ellas no terminen cuajando, pero ofrecer ideas es una de las mejores formas de productividad. Las ideas, puestas en conjunto, son las que ayudan a poner en marcha un proyecto, las que encuentran las soluciones en los problemas en su desarrollo y las que escogen la mejor manera de ofrecer un producto al público.

Tecnología


En pleno siglo XXI, en la época de internet, de los teléfonos móviles y de los relojes y pulseras inteligentes, no tiene perdón que aún no aproveches las tecnologías que están a tu alcance. La tecnología llega prácticamente a todos los ámbitos, desde robots autónomos en plantas de automóviles hasta pequeñas aplicaciones para gestionar tareas o presupuestos.

Actitud de superación


Tan importantes como todos los puntos anteriores es la propia actitud que demuestres en el trabajo. Tener actitud de superación significa no venirse abajo cuando algo sale mal, significa querer mejorar contantemente y trabajar duro para ello. La actitud de superación te ayuda a conseguir metas y a establecer objetivos ambiciosos.