7 lugares para desconectar del trabajo o los estudios

7 lugares para desconectar del trabajo o los estudios: ¿dónde te relajas tú?

La rutina del día a día es en ocasiones difícil de sobrellevar. Estamos sometidos constantemente a obligaciones, preocupaciones y presiones por llegar a unos objetivos, hasta el punto de que han aparecido trastornos como el estrés por el trabajo.

El estrés es un problema que sufre mucha gente, difícil de gestionar, y que puede manifestarse en depresiones, ansiedad, apatía, pesimismo, nervios, etc. Vivir constantemente bajo el yugo del estrés nos impide rendir correctamente en los estudios y el trabajo y, lo que es peor, afecta a nuestra salud.

Entonces, ¿cómo evitar que aparezca el estrés? En realidad esa es una pregunta difícil de contestar en unas pocas líneas. Pero sí se puede afirmar que, en general, para evitar el estrés debemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a desconectar de nuestras obligaciones diarias, a relajarnos para tomarnos las cosas con más filosofía.

Y si hablamos de desconectar de las obligaciones diarias, hay infinidad de lugares en los que puedes hacerlo, como estos:

Playa

lugares-desconectar-trabajo-1
La playa tiene un poder relajante difícil de igualar. Poco se puede comparar a la sensación de estar tumbado en la toalla dormitando, escuchando el vaivén de las olas del mar. Eso si no eres uno de esos “alérgicos” a la arena o te toca al lado la típica familia con niños pequeños que no paran de gritar. En ese caso, siempre te queda la alternativa de buscar calas más apartadas en lugar de disfrutar tus días de descanso en playas masificadas.

Rutas de montaña

lugares-desconectar-trabajo-2
El aire puro y la naturaleza tienen un sorprendente poder curativo sobre nuestro cuerpo, mente y espíritu. La montaña permite evadirnos de ruidos, asfalto, edificios, coches, humos, prisas, órdenes, semáforos y de todos aquellos elementos estresantes que nos rodean en la ciudad o en el trabajo.

Otra ciudad


Desconectar del trabajo o de los estudios viajando a una ciudad distinta ayuda a evadirnos mucho mejor. La sola distancia geográfica ayuda a aumentar esa sensación de estar “lejos” del trabajo. Y, además, si somos de espíritu urbano, podremos perdernos entre sus calles, conociendo nuevas zonas, visitando monumentos o degustando su gastronomía.

En casa

lugares-desconectar-trabajo-4
En ocasiones, lo único que nos apetece para desconectar es tumbarnos en el sofá, echarnos la manta por encima y disfrutar de un día de series o películas. El mundo está lleno de sitios impresionantes para visitar, cierto, pero ninguna de ellos nos va a ofrecer el confort, la seguridad y el bienestar que nuestro propio hogar.

La noche

lugares-desconectar-trabajo-5
Uno de los métodos preferidos para desconectar de los más jóvenes es salir por la noche. En este caso no se trata de una evasión prolongada, sino que salir de fiesta con amigos sirve para olvidarse, aunque sea durante unas horas, de las obligaciones del día a día. Al menos hasta que llegue el lunes.

Cafeterías


Un “cafecito” o una cerveza con los amigos es como un pequeño “paréntesis” en la rutina, en el que puedes reírte, ponerte al día y hablar “de nada”, lo cual siempre viene bien para relajar el cerebro y recordar que hay vida más allá del trabajo o los estudios.

Tus actividades favoritas


¿Ir a hacer paintball? ¿Quedar con tus amigos para una sesión de videojuegos, juegos de mesa o scalextric? ¿Relajarte tocando el piano? Tú sabes mejor que nadie qué es lo que te gusta. No dejes tus aficiones de lado y relájate con ellas.