10 carreras que menos dinero ganan en España en 2015

A no ser que te conviertas en uno de sus profesionales más reputados, estas son las 10 carreras que menos dinero ganan en España en 2015.

Hace años, décadas quizá, el sueño de unos padres cualesquiera era que su hijo estudiase en la universidad. Eso le iba a garantizar una posición económica y social alta para toda la vida. Esos padres tenían bastantes opciones de ver a su hijo convertido en un triunfador, vestido de traje y corbata en su despacho privado.

Con el tiempo, el número de profesionales con titulación universitaria es tal que el valor de tener un título es cada vez menor. La competencia es altísima, la demanda no crece y la remuneración es cada vez menor. Bueno, en España, como en cualquier otro lugar, el sueldo depende en gran medida de la carrera que hayas estudiado.

Una cosa parece estar clara: las carreras de letras y “creativas” parecen ser las peor consideradas. El arte, el diseño, y la creatividad parecen perder valor paulatinamente en un mundo en el que cada vez priman más los resultados y los beneficios, las cifras contantes y sonantes, al fin y al cabo.

Sin entrar en el debate de si deberían estar mejor o peor remuneradas, nos limitamos a señalar cuáles son las carreras universitarias peor pagadas en España en 2015.

Periodismo


Lejos de las grandes exclusivas políticas, del famoseo, del amarillismo reinante y de los focos de televisión, los periodistas de “a pie” rondan los 15.000 euros anuales e incluso la mayoría ya tienen que trabajar como autónomos, una situación similar a la que vivieron poco antes también los fotoperiodistas.

Magisterio


Los profesores de universidades privadas repletos de títulos seguramente tendrán un buen sueldo, pero un profesor de primaria o secundaria no va a estar entre los profesionales mejor pagados del país.

Bellas Artes


Otra de las profesiones “creativas” condenadas a que sus profesionales tengan que ganarse la vida día a día como autónomos. Si has hecho Bellas Artes tienes tres cosas para salir adelante: tu carrera (si es que te sirve de algo), tu talento y tus ganas de comerte el mundo por ti mismo.

Biblioteconomía


Ese compañero que tenías en el periódico que trabajaba de documentalista en el archivo, en su propia caverna más allá aún de las inhóspitas tierras de los maquetadores, con el que casi nadie solía hablar y que era capaz de encontrar cualquier dato de cualquier fecha… ese hizo biblioteconomía y cobra prácticamente lo mismo que tú.

Comunicación Audiovisual


La típica carrera que te vende sueños de grandeza. “Voy a ser director de cine”, te convences a ti mismo mientras grabas un corto patético y bizarro con cuatro amigos de Bellas Artes. Al segundo año de carrera quieres ser guionista. Al tercero trabajar en un periódico. Al cuarto encontrar trabajo, si puede ser. Y al quinto te conformas con lograr acabar la carrera. Más te valdría haber hecho un módulo de imagen y sonido, ignorante de la vida.

Sociología


En un país en el que todo se resuelve a voces, a discusiones o, en casos aún peores, con la fuerza bruta, una disciplina como la sociología no podía ser muy tenida en cuenta. Y así lo reflejan las cifras, ya que es una de las peor remuneradas y, para más inri, de las menos demandadas.

Turismo


Es una titulación marcada por una gran mayoría de empleos de carácter temporal y estacionario, lo que repercute en unos contratos precarios, salarios más bajos y en grandes desigualdades durante el año (muy poca demanda en determinadas épocas, mucha en otras).

Derecho


Según Los Simpson, el mundo sin abogados sería un remanso de tranquilidad en el que todos podríamos vivir en paz y concordia. Desafortunadamente, cada vez hay más abogados y los que consiguen un puesto lo hacen en el bufete de papá. Los demás muchas veces se tienen que conformar con hacer cafés y ordenar papeles en una gestoría o similares. No es la vida Ally McBeal Style que habrían soñado.

Nutrición y dietética


Dentro de las profesiones relacionadas con la salud, la de nutricionista sigue siendo una de las peor pagadas, aunque los salarios van en aumento gracias, sobre todo, a las consultas privadas y los servicios personalizados.

Veterinaria


Los doctores de los animales no se acercan a los salarios de aquellos que tratan a las personas. ¿Tendrá algo que ver con nuestra tradicional concepción humanista y ausencia de respeto total por otras especies? Si eres veterinario por cuenta propia, puedes llegar a ganar un buen pellizco, pero por cuenta ajena el sueldo ronda los 1.200-1.500 euros al mes.