7 consejos para mejorar tu inteligencia emocional

¿Deseas triunfar tanto en la vida profesional como en la personal? ¡Entonces, comienza a desarrollar tu inteligencia emocional!

Hoy día, para tener éxito en el mundo laboral, y en el personal y social también, es fundamental demostrar que eres capaz de gestionar las emociones, es decir, que sabes manejar y controlar tanto tus propias emociones como la de los demás.

La gente suele rehuir de aquellas personas que no saben manejar sus sentimientos y emociones, especialmente de aquellas que se enojan enseguida y muestran una actitud violenta cuando las cosas no salen como ellos desean.

Si eres una persona demasiado introvertida, sumisa, si te cuesta hacer y mantener amigos, si la gente huye de ti nada más aparecer por la puerta, o si deseas alcanzar tus metas laborales o, simplemente, mejorar, quizá necesites comenzar a poner en práctica estos 7 consejos para desarrollar tu inteligencia emocional.ebook_3d

Por si quieres saber más del tema, también te recomendamos que leas esta guía que te ofrece gratuitamente la prestigiosa escuela de negocios EAE Business School. En ella encontrarás, como dice el título, 3 actividades que puedes empezar a implementar hoy mismo en tu vida diaria para desarrollar desde ya tu inteligencia emocional. ¡No te la pierdas!

Puedes descargar la guía siguiendo este enlace:

Guía gratuita: actividades que puedes comenzar a hacer hoy para desarrollar tu inteligencia emocional

Ahora sí, vamos a repasar los 7 consejos que te proponemos desde Blogeduca.

Identifica tus emociones

emociones ( esta optimitzada, 66 kb)

El primer paso para desarrollar tu inteligencia emocional será aprender a identificar los sentimientos y emociones que experimentas, para poder controlarlos después. Se trata de reconocer qué tipo de emoción percibes, si es ira, miedo, vergüenza, alegría, admiración o sorpresa, y cuáles son los síntomas que la preceden y acompañan.

Todas las emociones son anunciadas por una serie de señales corporales, como sudoración, palpitaciones o sofocos. Identificar estos indicios, te ayudará a controlar mejor tus emociones.

Describe en un cuaderno cada una de las emociones que vives, para conocerlas mejor.

Reconoce el origen

box office

Tras reconocer las emociones que sientes, debes centrarte en descubrir qué es lo que provoca este tipo de emociones, para poder buscar soluciones.

Por ejemplo, es importante que analices qué es lo que provoca tus ataques de ira, en qué tipo de contextos ocurre y si las personas son siempre la mismas o no. Una vez que identifiques el origen, será más fácil buscar alternativas positivas.

En el mismo cuaderno, puedes describir las situaciones que han despertado estas emociones.

Aprende a relajarte

relajarte

La relajación es clave para el autocontrol. Toda persona emocionalmente inteligente, es capaz de controlar sus sentimientos, de identificarlos y manejarlos para que no estallen.

Apuntarse a yoga o aprender algunas técnicas de respiración y autocontrol, te ayudará en tu objetivo.

Esfuérzate por cambiar

cambiar

Una vez que identificas tus sentimientos, que reconoces sus síntomas y que conoces qué tipo de situaciones son las que provocan estos sentimientos, es el momento de buscar nuevas alternativas.

Analiza cuáles son tus respuestas, cómo es tu comportamiento y cómo puedes mejorar.

Lo mejor es ensayar tus respuestas en casa y practicarlas con familiares, amigos o gente de confianza. Cuanto te encuentres preparado ¡ponlas en práctica!

Vive la vida con optimismo

optimismo

No dejes que los pensamientos negativos dominen tu vida. Nadie te odia por ser como eres, ni todo el mundo te tiene manía. Busca el lado positivo de las cosas y verás cómo todo a tu alrededor mejora.

Escribe en un papel tus pensamientos negativos, analízalos, sé sincero contigo mismo y busca otras conclusiones.

Trabaja tu empatía

empatia

La inteligencia emocional no sólo trata de tus emociones, también de las de los demás. Un vez que te conoces a ti mismo, que eres capaz de identificar tus emociones y sentimientos, te será más fácil reconocer los sentimientos de los demás, especialmente de aquellas a las que conoces.

Mejora tus habilidades de comunicación

comunicacion

Por último, para mejorar tu inteligencia emocional, necesitas dominar tanto el lenguaje verbal como el corporal. No sólo te comunicas a través de las palabras; tu tono de voz, el volumen que utilices, la rapidez o lentitud con la que expreses el mensaje, tus gestos faciales y tus movimientos corporales, dicen mucho más de lo que crees.

Aprende a dominar tu lenguaje corporal y a utilizarlo de manera adecuada para convertirte en una persona emocionalmente inteligente.