Consejos para compaginar los estudios y el trabajo

Te ofrecemos 5 consejos para compaginar con éxito los estudios y el trabajo.

Son muchos los estudiantes que hoy en día compaginan estudios y trabajo. Algunos lo hacen para ganarse un sobresueldo, otros para adquirir experiencia y la mayoría de ellos por ambas razones.

Trabajar y estudiar a la vez no es fácil. El trabajo requiere ceñirse a un horario y unos objetivos, mientras que los estudios son claves para nuestro futuro y debemos dedicarles el tiempo suficiente como para superarlos con éxito. ¿Cómo conseguir esto cuando el día solo tiene 24 horas?

El concepto clave es la organización, pero además debemos tener en cuenta otra serie de consejos que nos pueden servir de mucha ayuda si queremos compaginar los estudios con el trabajo, ya sea de forma voluntaria o por obligación. Estas son algunas de las claves que no debes olvidar.

Gestiona el tiempo


Una de las principales condiciones para poder compaginar los estudios y el trabajo es gestionar correctamente el tiempo para poder dedicarle a cada tarea lo necesario. Para ello es necesario establecer una planificación y jerarquizar nuestras prioridades. Te puedes ayudar de una agenda o de las numerosas apps de aplicación y gestión que hay para dispositivos móviles. Planificar y priorizar te ayuda a tener en perspectiva todas las tareas pendientes y cuáles son las más urgentes e importantes por terminar.

Conoce tus límites


Una cosa es querer compaginar estudios y trabajo, y otra muy distinta querer estudiar y trabajar por encima de nuestras posibilidades. El exceso de trabajo da lugar a nervios y tensión, y descansar poco afecta a nuestro rendimiento en los estudios y el trabajo. Lo mejor es saber dónde está el límite y dejar siempre un pequeño espacio para nosotros mismos y nuestro ocio, de lo contrario no podremos rendir bien ni en los estudios ni en el trabajo.

Modalidad de trabajo

Hay diversas modalidades de trabajo que permiten compaginar con mayor facilidad los estudios y el trabajo, por ejemplo los trabajos a media jornada o de fin de semana. Este tipo de empleos no ocupan la mayor parte de nuestro tiempo y permiten seguir teniendo tiempo para estudiar y acudir a clase, de hecho numerosos jóvenes eligen este tipo de trabajos para ganarse un dinero extra.

Elige un trabajo que te motive


Si además de estudiar vas a ponerte a trabajar para sacarte algún dinero, debe ser en algún empleo que te motive lo suficiente como para que merezca la pena hacer el esfuerzo. Podrían ser unas prácticas, un empleo a tiempo parcial o cualquier otra cosa, pero lo importante es que el trabajo no te reste motivación para los estudios ni viceversa. También puedes encontrar la motivación en otros factores, por ejemplo automotivarte pensando, si es tu caso, en la necesidad de trabajar para poder seguir pagando los estudios.

Educación a distancia


Si ya estás trabajando pero además quieres seguir completando tu formación, también tienes opciones interesantes como la educación a distancia. Existen numerosas instituciones que ofrecen este tipo de educación online, con gran cantidad de cursos, masters y con la asignación de tutores y profesores a distancia para poder seguir completando tus estudios desde casa.